Apadrina y cambia vidas

Apadrinar es dar oportunidad a la infancia más vulnerable. Es una experiencia solidaria diferente que permite cambiar vidas y construir un futuro mejor para un niño, una niña, su familia y su comunidad.

QUIERO APADRINAR

¿Cómo funciona el apadrinamiento?

La anemia y la desnutrición ataca al 43.5% de niños y niñas en el Perú. La pobreza los expone a condiciones no favorables para su desarrollo. Con el apadrinamiento – desde s/ 35.00 mensuales – te conviertes en el impulsor del proyecto de vida de un niño o una niña y de un futuro mejor para la comunidad en la que vive.

Apadrina un niño

Tu donación junto a la de otros padrinos y madrinas forman un fondo que se destina a la lucha contra la pobreza y la desigualdad. Atendemos 12 proyectos en 9 regiones del país.

Apadrinar niños

Trabajamos para mejorar las condiciones de vida de niños y niñas mediante el Apadrinamiento. Atendemos proyectos en salud, vivienda digna, nutrición, educación y otros.

Apadrinar niños

Nuestros proyectos son a largo plazo. Duran de 10 a 12 años, tiempo estimado para ayudar a las comunidades a caminar solas.
¡Trabajamos para no ser necesarios!

Apadrinar niños

Nos rige la transparencia, las buenas prácticas y la eficiencia para concretar nuestros objetivos con la optimización en el uso de los recursos.

¿Por qué apadrinar?

1

Serás el impulsor de una mejor alimentación, educación, salud y economía para el niño o niña, su familia y su comunidad.

2

Construirás una relación de amistad con el niño o la niña que apadrinas y establecerás un intercambio cultural.

3

Te acercarás a una realidad distinta y te permitirá conectarte con un Perú que no conoces.

4

Te mantendrás al tanto de los progresos del niño o niña que apadrinas y de su comunidad a través de una carta y del informe Quiero Contarte.

5

El apadrinamiento crea un vínculo solidario de aprendizaje e intercambio mutuo.

6

Con un pequeño aporte, desde s/ 35.00 mensuales, marcarás una gran diferencia.

¿Por qué apadrinar con Ayuda en Acción?

Porque somos una organización sólida y transparente que lleva trabajando 30 años en el Perú a favor de quienes más lo necesitan. Porque podrás seguir de cerca el progreso del niño o niña que apadrinas y de la comunidad en la que vive. Porque nuestros resultados demuestran que hemos cambiado la vida de 189,341 personas de 12 territorios. Porque tu dinero es invertido de manera sumamente responsable.

Cuando apadrinas recibes una carta llena de ilusión

¡Escríbeme!

El niño o niña que apadrinas escribe con mucha ilusión una carta para ti. Te cuenta cómo es su vida, qué costumbres hay en su comunidad, cómo es su colegio y sus amigos. Tú también puedes contarle acerca de ti.

QUIERO APADRINAR

Conoce a Deysi, esta es su historia

QUIERO APADRINAR

Preguntas frecuentes

La Fundación Ayuda en Acción elige las zonas de trabajo revisando cuidadosamente los indicadores oficiales de desarrollo humano y la vulneración de los derechos fundamentales.

También valora la voluntad de los actores locales para involucrarse en su propio desarrollo, así como los recursos, humanos y financieros, con los que cuenta. Esta información se analiza cada trienio y se toman las medidas necesarias para una mejor intervención.

Los niños y niñas que forman parte del programa de Apadrinamiento pertenecen a las zonas en las que interviene la Fundación. Son niños que comparten un mismo entorno sociocultural y viven  expuestos a situaciones de riesgo y vulnerabilidad a causa de la pobreza. Previamente sus padres han autorizado y se han comprometido con el proyecto.

Frente a ello, como organización que vela por los derechos de la niñez y promueve la igualdad, realizamos la asignación del Apadrinamiento sin discriminación y de forma aleatoria. Es decir, no es posible elegir el sexo o procedencia del niño o niña que va a Apadrinar, por lo que se pide la comprensión de los Padrinos.

Con el fin de facilitar y evitar contratiempos, la Fundación promueve la domiciliación bancaria del donativo. Esto significa que tomando todas las medidas de seguridad que la ley exige, el Padrino acepta que su colaboración se cargue mensualmente a una tarjeta de crédito o débito Visa o Mastercard.

Una vez confirmada la afiliación el primer donativo se realizará en los próximos días y en caso haya saldo insuficiente automáticamente se reprogramará hasta conseguir el cargo.

El aporte del Padrino beneficia a uno de los proyectos que ejecuta la Fundación en una determinada área geográfica. En la medida que el niño o niña que apadrina vive en ese ese territorio se convierte en un beneficiario directo o indirecto de las acciones de desarrollo en salud, educación, economía local, vivienda y otros.

Nunca se entrega dinero directamente ni al niño ni a su familia. Nuestro interés es distanciarnos del asistencialismo y combatir las causas que originan la pobreza y la desigualdad. Así, el beneficio del Apadrinamiento se extiende a toda la comunidad, con prioridad en la niñez, estén o no estén apadrinados.

La Fundación, más que una colaboración económica, promueve la construcción del Vínculo Solidario entre el Padrino y el niño o niña que Apadrina. Esto es posible con el intercambio de comunicaciones que facilitamos dos veces al año.

En aras de la transparencia el padrino recibe semestralmente el informe Quiero Contarte. Este documento, que forma parte de nuestro mecanismo de rendición de cuentas, va acompañado de una carta y dibujo elaborado por el niño o niña Apadrinados. Cuando por la edad, aún no sabe leer o escribir, el personal de campo o un familiar se encarga de asistirlo en la elaboración de su mensaje.

La recolección se produce en período escolar, con la colaboración y anuencia de la dirección y plana docente de los centros educativos. Algunas veces puede coincidir una inasistencia justo cuando se realiza la jornada del Vínculo Solidario, en ese caso se intentará conseguir el mensaje del niño o niña en su domicilio. En caso, por la distancia no sea posible ubicarlo, se pondrá especial interés para contactar al niño o niña en el siguiente período.

Así como nos preocupamos en que la carta del niño o niña llegue a su Padrino, también propiciamos la comunicación de respuesta. Los niños se sienten felices de recibir la comunicación de sus padrinos, los ayuda a fortalecer su autoestima.

Puedes enviar tu carta en forma física a la Casilla postal 18-0539 de Serpost, o directamente a nuestra oficina en: Calle Río de la Plata 167, oficina 303 – San Isidro. También se puede escanear la carta y remitirla al correo electrónico: atencionalsocio.peru@ayudaenaccion.org

Es importante colocar el nombre del niño o niña y el código de referencia que se encuentran
en la carpeta de bienvenida.

Cuando los niños escriben despiertan su imaginación y mejoran sus habilidades comunicativas. A su vez, tanto el niño como el Padrino se benefician de un intercambio cultural al conocer una realidad distinta a la suya. Por todo ello, recomendamos a los Padrinos tomarse un tiempo para responder al niño o niña que Apadrina, tomando en cuenta algunas consideraciones:

  • Las comunicaciones deben ser cortas, legibles y utilizando un lenguaje sencillo. Pueden utilizar las tarjetas postales que remitimos, para que los niños/as puedan enseñarlas a sus familiares y amigos.
  • Es importante saludar a todo el grupo. No todos los niños reciben correspondencia, pero al recibir un saludo grupal todos los niños se sienten incluidos.
  • Evitar colocar la dirección, número telefónico, cuenta de correo, perfil de redes sociales del remitente. Así prevenimos que se filtre esta información a terceros, con fines ajenos a los objetivos de la Fundación.
  • Evitar el uso de la palabra “ahijado”. Es mejor utilizar el término “amigo” o “amiga” para no generar falsas expectativas en el niño o niña que Apadrina.

Para la Fundación es muy grato conocer que existen Padrinos y Madrinas muy comprometidos con la causa y valora mucho la construcción del vínculo solidario a través del intercambio de mensajes. Los regalos, aunque pueden ser motivo de alegría para el niño apadrinado, también puede generar malestar entre los demás niños que no reciben nada.

Es por eso que evitamos los regalos porque, antes de hacer un bien, generan desigualdad en el trato y va en contra de nuestra política.

Se debe tomar en cuenta que la relación con los niños se produce en la escuela, teniendo al
docente como aliado.

El apadrinamiento es una forma de colaboración plenamente voluntaria, en la que el Padrino decide cuánto tiempo acompañará al proyecto. Naturalmente desde nuestra parte esperamos que su vinculación se mantenga el mayor tiempo posible, ya que las bajas pueden afectar la sostenibilidad y ejecución de las acciones de desarrollo.

Existen casos en los que reasignamos a un nuevo niño/a debido a factores como: término de la escuela, migración del niño y su familia a otra localidad, o el alcance de la mayoría de edad. De presentarse estos motivos, se propondrá la vinculación con otro niño o niña para que se concreten los objetivos trazados.

Sí. Ayuda en Acción practica una política de puertas abiertas, además, propiciar el encuentro de un niño o niña con la persona que los Apadrina fortalece los lazos de amistad y se convierte en motivo de alegría para toda la comunidad.

Para gestionar adecuadamente las visitas y que se sea una experiencia beneficiosa tanto para la comunidad como para los Padrinos es necesario:

* Poner en práctica el Vínculo Solidario y que al menos haya habido un intercambio de correspondencia del niño hacia el Padrino y viceversa. Así se genera expectativa de querer conocer a la persona detrás de la carta y el encuentro es mucho más cálido.

* Informar la intención de visita con un mínimo de un mes de anticipación. Tomar en cuenta que se tiene que coordinar con el equipo de campo para hacer un programa especial de acuerdo al interés y disponibilidad de tiempo de cada Padrino, y en la medida de lo posible, para que conozcan la dimensión del proyecto.

* Calzar la visita en época escolar es lo ideal. En las vacaciones o feriados largos es común que las familias migren o se trasladen con sus familiares y muchas veces es complicado contactar al niño o niña Apadrinado. Por eso recomendamos que las visitas no coincidan con estas fechas.

* Las visitas se programan para que sean en las escuelas y/o en sus hogares, y son siempre acompañadas por el personal de campo.

* La mayoría de zonas de intervención requieren traslados terrestres a horas de distancia, se  sugiere considerar el tiempo de traslado y el tiempo de visita efectiva.

* La Fundación no cubre los gastos de hospedaje, alimentación y otros relacionados a la visita. Puede hacerse cargo del traslado terrestre, desde la capital de provincia hasta la zona de intervención, en condiciones de seguridad y hospitalidad.

* Ayuda en Acción facilita información al Padrino o Madrina sobre las condiciones geográficas, climatológicas, y otras características de la zona, para que tome sus previsiones.

Es muy importante que comuniques oportunamente los cambios que realices, tanto de domicilio como de tus datos bancarios. De esta forma no se verá interrumpida la recaudación de tu donativo y se asegurará los avances en la zona de intervención. Por otro lado, tener tu dirección actualizada nos permite enviarte una información oportuna de la ejecución del proyecto, y la gestión del vínculo solidario con el niño o niña que apadrinas.

Para actualizar tus datos y realizar consultas sobre el programa de apadrinamiento escríbenos a:
atencionalsocio.peru@ayudaenaccion.org

Sí, su donación tiene beneficios tributarios que se pueden aplicar en los siguientes casos: Si usted es generador de rentas de cuarta y/o quinta categoría, se puede tomar como gasto aquel destinado a donaciones. Esta deducción no podrá exceder el 10% de la suma de la renta neta del trabajo. (Literal b, del Art. 49 de la Ley del Impuesto a la Renta). Mayor información en www.sunat.gob.pe

 

Ver más preguntas frecuentes

Cerrar

aea_home

Jhonatan Moreno, padrino de AeA

“Tenía muchas ganas de ayudar y brindar apoyo. Me puse a buscar en internet y me interesó la fundación. Ayuda en Acción me mantiene constantemente informado de todo el proceso de colaboración por parte de los padrinos.
He ido a Cajamarca un par de veces, esta vez me gustaría ir especialmente a conocer a Ruth, la niña que apadrino, saber dónde vive, conocer a sus padres, su ambiente y también ver in situ su progreso. Sé que ese momento será muy emotivo y gratificante.
Espero que ella me reciba con la misma alegría que transmite por medio de sus cartas. Hay que atreverse a ayudar, no basta solo con pensarlo”.

Pon tu ayuda en acción.
Apadrina